Flores de Bach y epilespsia en perros

La epilepsia en perros es una enfermedad muy aparatosa y que preocupa muchísimo a los propietarios, debido a lo desagradable que resulta un ataque, pues parece muy grave en aquel momento. El principal síntoma de la epilepsia  en los  perros son las  convulsiones y por ello siempre que se presentan las convulsiones se debe acudir al veterinario para que intente averiguar la causa, pues el tratamiento será totalmente distinto en unos casos u otros.

Es necesario averiguar todos los antecedentes: raza, padecimiento de otras enfermedades, edad de aparición del primer ataque, análisis de sangre completo y otras pruebas que puedan ser necesarias como radiografías, electrocardiograma, etcétera. Es muy importante tener en cuenta que, puesto que los ataques no suelen ser presenciados por el veterinario, la información en cuanto a la descripción y el entorno del ataque, deben ser ofrecidas por el propietario en forma clara al profesional.

La denominada “epilepsia idiopática”  es una enfermedad cerebral en la que se produce una descarga generalizada de energía en el cerebro, que provoca convulsiones.  Se trata de un proceso que habitualmente tiene un origen hereditario.

El primer ataque se presenta generalmente en animales de entre el primer año y 3 años de edad. Si  el ataque se produce durante el ejercicio, pensaremos más en una hipoglucemia, si es tras haber pasado un moquillo, esta será su causa y como último ejemplo, si aparecen en un perro viejo, acompañado de otros trastornos neurológicos, buscaremos un tumor o lesiones por falta de riego cerebral.

En la epilepsia en perros, los ataques pueden ser más o menos violentos, produciéndose movimientos de “pedaleo” en las extremidades, salivación abundante, micción o defecación, y siempre con pérdida del conocimiento, siendo este un signo muy importante, pues nos permite diferenciarlo de otras patologías.

La duración de los ataques es siempre menor de 1 ó 2 minutos, aunque por lo desagradable que resulta para el propietario, suele parecer que dura mucho más. Es una enfermedad que en general no necesita un tratamiento de urgencia, excepto que aparezca lo que denominamos un “status epiléptico”, en el cual se repiten en poco tiempo un ataque tras otro que agota al animal, resultando en este caso muy peligroso.

Tratamiento floral recomendado:
Cherry Plum + Heather + Scleranthus +  Rock Rose.
Dosis: 4 gotas, 4 veces al día.

IMGP9089

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *