Flores de Bach para ayudar durante la menopausia

La menopausia es uno de los momentos más críticos de toda mujer pues supone decir adiós al proceso reproductivo y a diversos cambios físicos que pueden afectar de manera más o menos considerable a su estado emocional. En nuestra sociedad se da demasiada importancia a la edad cronológica de cada persona, no se valora la experiencia sino la juventud, y existe la sensación generalizada de que una mujer deja de ser valiosa, atractiva, interesante, cuando sufre la menopausia.
Nada más lejos de la realidad, pero estos clichés afectan negativamente en la aceptación del propio cuerpo, de los cambios que se producen, que no tendrían por qué ser negativos sino más bien naturales y asumidos con equilibrio.

¿Cómo puede ayudar la terapia floral en estos casos?

Manzano silvestre (Crab Apple): si existe sensación de impureza, estar a disgusto con el propio cuerpo.

Mostaza (Mustard): para la tristeza y la melancolía.

Acebo (Holly): para la desconfianza, el dolor emocional cuando se siente envidia, celos del cuerpo de otras mujeres. También es útil con los sofocos.

Achicoria (Chicory): permite aceptar el cambio, desprenderse del poder reproductivo, de la función de los ovarios.

Violeta de Agua (Water violet): cuando se siente la necesidad de esconderse, de aislarse en exceso.

Alerce (Larch): da impulso, autoconfianza en el propio cuerpo, en la propia valía.

Scleranto (Sclerantus): esta flor es perfecta para los cambios emocionales, la inestabilidad emocional. También ayuda en los desarreglos menstruales.

Nogal (Walnut): es la flor por excelencia de los cambios, ayuda en la aceptación de la nueva etapa de la vida.

Mimulo (Mimulus): si existiera miedo ante la nueva situación o los síntomas asociados a ella.

Impaciencia (Impatiens): perfecta cuando existe irritabilidad, impaciencia.

Estrella de Belén (Star of Bethelem): es la flor del trauma, perfecta si se vive el proceso como algo traumático.

Haya (Beech): si existiera intolerancia hacia el propio cuerpo o hacia los demás.

Madreselva (Honeysuckle): flor de la melancolía. Si existe demasiada añoranza por la juventud pasada. Ayuda a desprenderse de la imagen del cuerpo joven que se va.

Rosa silvestre (Wild Rose): cuando existe falta de interés en las circunstancias presentes, resignación o apatía. Devuelve la alegría y también es muy útil en la falta de deseo sexual.

Olivo (Olive): para la falta de energía, el sentimiento de astenia psíquica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *