FLORES DE BACH PARA LOS ESTUDIANTES

La vida del estudiante es dura, requiere esfuerzo y concentración.
A menudo cuando nos ponemos a estudiar la mente se pierde y centramos nuestra atención en lo que nos apetece cenar, o lo que vamos a hacer el fin de semana ,o incluso pensamos en problemas que nos preocupan. Es más fácil evadirse y perderse en distintos asuntos que centrarse en la tarea que nos corresponde.

Las Flores de Bach son efectivas para infinidad de cosas, una de ellas es ayudar a los estudiantes a mejorar el aprendizaje y la memoria.

Sobre todo en épocas de examen las Flores de Bach resultan de gran utilidad tanto para niños en edad escolar como para universitarios.

Las esencias florales útiles para estudiantes son:
Clematide: ayuda a ver cuál es el objetivo, manteniéndonos en el presente. Esta flor proporciona concentración.
Olmo: es efectiva para el cansancio por el estrés que generan los exámenes. Nos mantiene en forma para no rendirse y seguir
Genciana: es ideal para los estudiantes que se decepcionan fácilmente ante un suspenso que no esperaban o una recuperación que no aprueban. Ayuda a ser positivo y optimista.
Alerce: aumenta la autoestima y la confianza en sí mismo. Es la esencia adecuada para alcanzar el objetivo propuesto”Aprobar”
Mimulo: Ayuda a perder el miedo a no aprobar. Adecuada en un examen decisivo, para aumentar la seguridad en nuestras posibilidades.
Olivo: Nos ayuda a estar activos durante muchas horas continuadas de estudio, ideal cuando estamos cansados.
Ceratostigma: se recomienda para los estudiantes incapaces de decidir que estudios van a hacer, no saben elegir su camino en los estudios.
Castaño de Indias: ayuda a aclarar la mente y seleccionar conocimientos, cuando crees que no eres capaz de memorizar o entender nuevos conceptos.
Hojarazo: proporciona fuerza y voluntad para ponerse a estudiar.

Pueden tomarse durante cualquier época del año en que el estudiante se sienta fatigado.
Tened en cuenta que las esencias son personalizadas y es el terapeuta quién mejor aconsejará sobre la mezcla más adecuada a cada uno.
No sirve “tomarse las gotas” y esperar que todo sean aprobados. Lo que si tenemos asegurado es un tiempo de estudio aprovechado y en condiciones físicas y emocionales más adecuadas para, la época de exámenes. Es decir, optimizaremos el estudio sacando mayor provecho del esfuerzo realizado.