Las flores carecen de efectos secundarios

Las flores carecen de efectos secundarios, no interferieren con otras medicinas ni provocan efectos de habituación y mucho menos, intoxicaciones por sobredosis.

Tambien recordar que no existe un tiempo definido para su utilización, ya que dependera de cada persona, de su grado se sensibilidad, del tiempo que arrastra el problema, y del problema en sí mismo, aunque por regla general en no más de un mes se empiezan a ver resultados.

Flores de Bach

Origen de las flores de Bach

Esta terapia fue descubierta por el investigador, médico y homeópata Dr. Edward Bach entre los años 1926 y 1934. Para ello se inspiró en los estudios homeopáticos de Hahnemann, los cuales se centraba en “tratar al individuo en vez de a la enfermedad”, ya que creía en la idea de que la enfermedad corporal viene desencadenada por desequilibrios en la personalidad.

Al finalizar su investigación, el Dr. Bach había creado una terapia compuesta por 38 esencias florales. Cada una de las cuales estaba destinada a tratar un trastorno psíquico distinto, siendo su cometido eliminar estos conflictos interiores y consiguientemente sus síntomas físicos.

Para simplificar el sistema el Dr. Bach además dividió las flores en 7 grupos, englobando a las que pertenecían a la misma categoría emocional. También creó el Rescue Remedy, una combinación de 5 esencias florales para tomar en situaciones de emergencia.

La terapia con flores de Bach 

Las flores de Bach son una terapia natural que no tiene efectos secundarios y es adecuada para tratar tanto a adultos como a niños y bebés, así como animales y plantas. Los remedios suelen tomarse por vía oral, aunque también se pueden administrar por vía cutánea.

Fue voluntad del Dr. Bach que cualquier persona pudiese preparar su propio tratamiento y es por esto que creó un sistema de elección de flores tan sencillo. Aun así siempre es recomendable acudir a un terapeuta profesional cuando el problema es crónico.